Robot que imprime en 3D con arcilla y cemento

Robot que imprime en 3D con arcilla y cemento.

El centro tecnológico Tecnalia en colaboración con el Instituto catalán IAAC (Institute for Advanced Architecture of Catalonia IAAC)  ha desarrollado el primer robot de cables, denominado Cogiro, que imprime en 3D piezas de gran tamaño de arcilla o cemento. Este dispositivo  será presentado en la feria BBConstrumat.

Este robot de cables permite la creación in situ de grandes piezas e incluso de pequeños edificios. La innovadora tecnología incluye los últimos avances en el campo de la robótica, la fabricación digital y la impresión 3D. Cogiro hace posible la producción de piezas personalizadas así como la obtención de información en tiempo real del estado de la construcción. De este modo, entre otras mejoras, es posible perfeccionar la cimentación al conseguir los datos térmicos del estado de secado de las estructuras y así evitar sobreponer capas de material sobre bases aún frescas y poco estables.

El innovador sistema Cogiro se basa en un robot de 15 x 11 x 6m que integra una máquina de impresión 3D con un espacio de trabajo de 13.6 x 9.4 x 3.3m. Contiene un extrusor para material arcilloso que próximamente tendrá disponible también en material cementicio. El robot es capaz de acceder a grandes espacios de trabajo asegurando la rigidez que garantice la precisión de las piezas a fabricar, mediante el control de tres desplazamientos y tres giros.

Con una fácil instalación y bajo coste de mantenimiento, la robótica de cables refuerza su carácter transversal como tecnología aplicable a otras ejecuciones de la construcción, como el montaje y mantenimiento automático de muros cortina. Y en sectores como la logística, aeronáutica, energías renovables, naval y nuclear para la manipulación y ensamblaje automático de pequeñas y grandes piezas, así como para la automatización de procesos como el pintado, la inspección y la monitorización. La posibilidad de imprimir cualquier pieza que se haya modelado previamente en un ordenador, supone un verdadero cambio en la concepción de la producción y las capacidades de personalizar el producto final.

La robótica de cables es un concepto nuevo en el que los grados de libertad del sistema no mueven brazos de un sistema antropomórfico, sino cables que funcionan a tracción. A través del control de los motores que modifican la longitud de los cables es posible desplazar y situar de una forma muy sencilla y precisa cargas voluminosas en un entorno controlado, permitiendo la automatización del trabajo y facilitando las operaciones de montaje a través del trabajo combinado entre personas y robots. Por otra parte, la instalación requiere una inversión ajustada a las necesidades de cada caso.

Este nuevo concepto se enmarca en las tecnologías de aplicación en la fábrica del futuro y en la estrategia Industria 4.0 que TECNALIA está llevando a cabo para el sector industrial principalmente.

Tecnalia dispone en la ciudad francesa de Montpellier de un nodo tecnológico, dentro de la estrategia de Open Innovation con los líderes tecnológicos, en este caso con el LIRMM, para captar conocimiento y desarrollar nuevas tecnologías que ayuden a las empresas a mejorar su posicionamiento en los mercados.

Origen: Robot que imprime en 3D con arcilla y cemento

Página 1 de 11
Ir a la barra de herramientas